Reciclar

reciclarReciclar se define como; «Someter un material usado o desperdicio a un proceso, en el cual se recuperan total o parcialmente ciertos componentes de la materia prima del producto que se esta reciclando, con el fin de que vuelvan a ser reutilizados y aprovechados en nuevos artículos». Es un concepto que en el ámbito de la ecología se ha popularizado bajo la conciencia de que los recursos naturales del planeta son limitados y se deben aprovechar en la medida de lo posible y cuantas veces sea conveniente.

Gracias al reciclaje se puede evitar el desperdicio de materiales potencialmente útiles, ayudando con ello al medio ambiente y sentando las bases del desarrollo sustentable dónde se mejore la calidad de vida, disminuyendo la contaminación en el presente y a su vez se cuide el planeta para las generaciones futuras.

Los materiales reciclables son muchos, e incluyen; papel, cartón, vidrio, metales, plásticos, telas, maderas y componentes electrónicos. En algunos casos no es posible llevar a cabo un reciclaje debido a la dificultad técnica o alto coste del proceso, de modo que suelen aprovecharse sólo los materiales útiles, en el caso de la basura orgánica es posible utilizarla para producir gas y/o energía eléctrica.

El proceso de reciclaje comienza mediante la separación de la basura en hogares e industrias, el siguiente paso consiste en la entrega de estos materiales a empresas públicas y/o privadas para ser trasladados a plantas de transferencia, ahí se almacenan y compactan para mandarlos a plantas clasificadoras en las cuales se realiza una separación exhaustiva de los residuos. El término del proceso se lleva acabo en platas de reciclaje final al obtener nuevas materias o productos, o bien, donde se produce energía como es el caso de las plantas de bioenergía.

Una vez que se lleva a cabo el reciclaje, son las mismas industrias las que suelen comprar las materias primas obtenidas para generar nuevos productos que puedan comercializarse y lleguen a los consumidores para volver a ser utilizados según la finalidad del producto.

Utilizar productos con materiales reciclados es completamente seguro y adecuado, el mundo esta lleno estos, algunos ejemplos pueden ser; las bolsas de papel, objetos electrónicos, detergentes, jabones, el papel aluminio, envases de vidrio o PET, entre muchos otros, se ha llegado a comprender tanto la importancia del reciclaje que hasta algunos productos presumen en sus empaques de ser realizados con materiales reciclados.

También te podría gustar...