Autoestima

La autoestima es un concepto muy presente en la psicología que se define como; «un sentimiento favorable nacido de la buena opinión que uno tiene de sí mismo y de sus capacidades».

Corresponde a un juicio positivo de valor personal, referido a nuestras capacidades y habilidades, es decir; son las percepciones, pensamientos, sentimientos y actitudes dirigidas hacia nuestro carácter, modo de ser, rasgos de nuestro cuerpo y manera de comportarnos.

Está relacionada con la autoaceptación; que se trata del reconocimiento propio de las cualidades y los defectos y la autoimagen; que es el concepto que se utiliza para referirse a la imagen mental que una persona tiene de sí misma, la cual se basa en nuestras interacciones con otras personas y nuestras experiencias vitales.

La forma en que una persona se valora está influida en muchas ocasiones por agentes externos y puede cambiar a lo largo del tiempo. Todos tenemos una imagen mental de quiénes somos, qué aspecto tenemos, en qué somos buenos y cuáles son nuestros puntos débiles. Nos formamos esa imagen a lo largo del tiempo, empezando en nuestra infancia.

En general, la autoestima se construye dependiendo de la aceptación que tengamos en el medio (ambiente familiar, social y educativo) en el cual nos desenvolvemos, de cómo nos reciben los demás y lo que ellos esperan de nosotros. El hecho de sentirse amado, especialmente por personas significativas, tiene una enorme influencia sobre la autoestima.

La autoestima es indispensable para la propia supervivencia psicológica, ya que desde que nacemos, todos los seres humanos necesitamos sentirnos amados, queridos y reconocidos por los demás, lo cual proporciona seguridad y confianza e inmuniza contra sentimientos de devaluación en el futuro.

La autoestima es un concepto gradual. En virtud de ello, las personas pueden presentar en esencia uno de tres estados:

  • Tener una autoestima alta equivale a sentirse confiadamente apto para la vida, o, usando los términos de la definición inicial, sentirse capaz y valioso; o sentirse aceptado como persona.
  • Tener una autoestima baja es cuando la persona no se siente en disposición para la vida; sentirse equivocado como persona.
  • Tener un término medio de autoestima es oscilar entre los dos estados anteriores, es decir, sentirse apto e inútil, acertado y equivocado como persona.

En la práctica, y según la experiencia de Nathaniel Branden, todas las personas son capaces de desarrollar la autoestima positiva, al tiempo que nadie presenta una autoestima totalmente sin desarrollar. Cuanto más flexible es la persona, tanto mejor resiste todo aquello que, de otra forma, la haría caer en la derrota o la desesperación. Para alimentar la autoestima positiva es importante pensar positivo, ser realistas, no compararse, aceptarse tal como somos y perdonarse.

Se cree que el mantenimiento de una buena autoestima es la base de la superación personal, pero su contrario, puede resultar perjudicial al momento de verse disminuida, ya que puede tener influencia negativa en el actuar de una persona.

Una persona con baja autoestima suele ser alguien insegura, que desconfía de las propias facultades y no quiere tomar decisiones por miedo a equivocarse, necesita de la aprobación de los demás pues tiene muchos complejos, suele tener una imagen distorsionada de si mismo, tanto a lo que se refiere a rasgos físicos como de su valía personal o carácter.

Todo esto le produce un sentimiento de inferioridad y timidez a la hora de relacionarse con otras personas, le cuesta hacer amigos nuevos y está pendiente del qué dirán o pensarán sobre él, pues tiene un miedo excesivo al rechazo, a ser juzgado mal y a ser abandonado.

La autoestima positiva es esencial para el funcionamiento, comportamiento y adaptación eficaz del individuo a su medio ambiente. Además se ha encontrado que ha medida que se tiene una mejor autoestima, se tiene mejor salud mental.

Si me considero valioso, puedo lanzarme a ser más creativo, más productivo, mantener relaciones saludables, y en consecuencia disfrutar más de la vida, por lo cual una buena autoestima es uno de los principales ingredientes para el éxito de una persona.

Fuentes:

Autoestima: Para quererse más y relacionarse mejor.
Escrito por: Louise-Anne Beauregard, Richard Bouffard, Germain Duclos


La autoestima
Escrito por: Norma Ivonne González-Arratia López Fuentes

También te podría gustar...